Monthly Archive julio 2018

PorAsogacho

Sector lácteo aún no se recupera

Industria no ha retomado el nivel de compra previo a la crisis

A una semana del levantamiento de los tranques que por más de dos meses mantuvieron paralizado el tráfico en Chontales, Río San Juan y la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur (RACCS), el sector lácteo aún no vuelve a la normalidad y sus representantes esperan recuperar el mercado perdido para alrededor de 1.3 millones de litros de leche que a diario se producen en la zona.

“Más del 50 por ciento de los acopios ya se han reactivado, pero esto va gradualmente porque el descontrol que había a nivel general en el manejo del hato afectó y tomará un poco de tiempo volver a producir con los mismos niveles de calidad que exigen las empresas procesadoras”, dijo Wilmer Fernández, presidente de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac).

Fernández añadió que la paralización de actividades obligó a gran parte de los ganaderos a dejar el ganado en los potreros y tras dos meses la producción láctea disminuyó considerablemente.

“Porque cuando se deja la vaca en el potrero el ternero mama a cada rato, entonces la sobreestimulación de la ubre ya no es posible, entonces la producción en muchas vacas se disminuyó o se secó”, explicó Fernández.

Cerraron operaciones  y despidieron personal

Además, por el cierre de operaciones se despidió mucho personal y debido a la fuerte migración que se está registrado en la zona, los empleados que se están contratando tienen que ser capacitados en buenas prácticas de ordeño y otras, para garantizar la calidad de la leche que exigen las plantas industriales y la del queso y otros derivados que exige el mercado internacional.

Según Canislac, durante más de dos meses que duró la paralización de actividades en la zona, cada día entre 1.3 y 1.8 millones de litros de leche se dejaron de acopiar, procesar o comercializar. Eso provocó que algunas empresas del sector industrial que exportan productos elaborados en Nicaragua se abastecieran en otros países para garantizar el cumplimiento de sus pedidos.

 

“Hubo desplazamiento en el mercado centroamericano. Por ejemplo, en el caso de Lala, el mercado de productos nicaragüenses que tenía en Guatemala y El Salvador estaba siendo sustituido por producto terminado de México, entonces eso está afectando un poco el acopio, ellos todavía no están comprando leche en los niveles que compraban antes”, explicó Fernández.

Esta reducción en el acopio, según Fernández, está retrasando la normalización de actividades en la zona. “Esperamos que eso se vaya superando gradualmente y que no quede totalmente desplazada nuestra producción, que esa sustitución haya sido temporal”, dijo Fernández.

Con respecto al queso que se exporta principalmente a El Salvador también se están tratando de retomar los envíos, pero también depende de los pedidos que se reciban, ya que después de dos meses de envíos irregulares muchos clientes también buscaron nuevos proveedores.

Todavía no hay cifras de las afectaciones

Canislac aún cuantifica las afectaciones que provocó la crisis sociopolítica que enfrenta el país desde el pasado 18 de abril y que en 94 días ha dejado más de 350 muertos, miles de heridos y millonarias afectaciones a la economía.

“En realidad no fueron pérdidas, sino dinero que no circuló, porque hubo días que se dejó de acopiar hasta más de  un millón de litros de leche. Leche que no se vendió o no se procesó, entonces ese es dinero que se dejó de percibir”, sostuvo Fernández.

En promedio cada litro de leche cuesta unos diez córdobas, por lo que al dejar de comercializarse al menos un millón de litros diarios, la afección pudo alcanzar hasta diez millones de córdobas (316,203 dólares) por día.

Según el Informe de Evolución del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), publicado por el Banco Central, en mayo la actividad pecuaria cayó 23.9 por ciento, con respecto al mismo mes del 2017. Sin embargo, esa disminución es atribuida por las autoridades, principalmente, a la merma en la matanza vacuna y la exportación de ganado en pie.

Exportación de lácteos cae

De acuerdo con el reporte del Centro de Trámite de las Exportaciones (Cetrex), entre el 1 de enero y el 30 de junio de este año se enviaron al mercado externo 28,104 toneladas de leches y otros productos lácteos. Dicho volumen representa una caída del 34.3 por ciento con respecto a las 42,806 toneladas que se exportaron en el mismo lapso del año pasado.

En el primer semestre de este año el país recibió por la exportación de lácteos 77.71 millones de dólares, monto inferior en 12.5 por ciento con respecto a los 88.80 millones de dólares que se obtuvo por estas ventas entre enero y junio del año pasado.

Según el reporte del Cetrex, en el periodo de referencia las mayores caídas en los envíos ocurrieron en el mercado de Venezuela con una caída del 100 por ciento en el valor de las ventas, seguido de Costa Rica con una reducción de 28.5 por ciento; y El Salvador con una reducción de 17.5 en el valor del envío de la leche y los derivados lácteos.

 

280 millones de galones de leche proyectó el Plan Nacional del ciclo 2016-2017 que se produjeran el año pasado. De ellos, 175.7 millones de galones serían acopiados por las plantas
industriales.

 

Fuente: la prensa nicaragua
PorAsogacho

¿Sabe qué tipo de leche toma?

La leche es de los alimentos más importantes dentro de la dieta balanceada de todo ser humano, tanto así que desde que nacemos es la leche materna nuestro primer sorbo de vida. Pero en cuanto a la leche bovina su importancia radica en su valor nutricional, ya que es rica en calcio, fósforo, magnesio, yodo, selenio y vitaminas A, D y del complejo B presenta una cantidad muy alta de vitamina B12.

Expertos en nutrición recomienda el consumo diario de por lo menos dos vasos de leche a las personas de 2 años en adelante.

La semidescremada, que tiene menos grasa, es sugerida para aquellas entre 20 y 40 años, porque “se ahorran el consumo de grasa de la leche”.

Y los adultos mayores de 40 años deben tomar leche baja en grasa, descremada o por lo menos semidescremada, porque la grasa de la leche desencadena enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, alguna vez se ha preguntado si la leche que compra en las pulperías o supermercados ¿es leche pura?
La interrogante surge por varios motivos, desde el sabor que contiene la bebida, hasta el color y olor. “No sabe a leche”, dirá usted, y quizás no lo sea.

Una recomendación básica en cuanto a cualquier producto es siempre revisar la fecha de vencimiento, ¿no? No podemos consumir alimentos vencidos. Bueno, ahora además de chequear eso le recomendamos lo siguiente: lea más. Sí, hay que leer los ingredientes del producto, porque eso es lo que cualquier consumidor responsable haría.

Y en cuanto a la leche, usted podrá darse cuenta cuándo le están vendiendo leche pura u otras mezclas que dejaron de ser productos lácteos. ¿Quiere saber cómo diferenciarlas?

Óscar López, director ejecutivo de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac), considera que los consumidores de lácteos en Nicaragua no saben que algunos productos que se les vende como leche en realidad no lo son.

Explica que para diferenciarlos lo más prudente es leer el contenido del líquido, que por lo general está explicado en la parte posterior de la bolsa o envase.

“Según el Codex Alimentario, que es la norma de referencia internacional, dice que la leche es la secreción de la glándula mamaria de la vaca obtenida por uno o más ordeños. Esa leche va a un proceso de pasteurización, ultrapasteurización, después descremado, deslactosado”, explica López

El oro de la leche
De la leche se generan una serie de productos lácteos de importancia, por ejemplo: leche entera que contiene 3 por ciento de grasa; leche semidescremada con 2 por ciento de grasa; leche cero por ciento grasa y leche deslactosada. Luego existen otras, como la leche pausterizada.

Si las vemos, todas son leches, pero siempre definidas por el tipo de proceso al que fueron sometidas. Dentro de esos términos de los productor lecheros, existe una definición que pocos conocen, que es la mezcla de productos lácteos con grasa vegetal.

“Y aquí comienza el juego de palabras y el ordenamiento, para que tanto la empresa esté haciendo lo correcto, como el consumidor sepa que es lo que consume y no se confunda. Si por ejemplo, yo agarro la leche y la dejo en cero por ciento de grasa, y luego le mezclo grasa vegetal, a eso ya no le puedo llamar leche descremada, o leche entera, eso tampoco es un producto lácteo, es una mezcla de producto lácteo con grasa vegetal”, aclara el director ejecutivo.

Es decir, que si usted compra una leche que menciona como componente este tipo de grasa, usted ya no está bebiendo leche pura, solo bebe una mezcla.

Representantes de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua y de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac) pidieron al Gabinete de Producción, Consumo y Comercio que obligue a Lala y a Centrolac a describir claramente en los empaques de Nutri Lety y Matilde, respectivamente, su contenido.

Los ganaderos también quieren que estas mezclas no compartan estantes con la leche. Consideran que esto induce al consumidor a comprarla creyendo que es leche. García considera que al ser un aspecto que no está contemplado en los reglamentos, las tiendas tienen el derecho de colocar los productos donde quieran y los particulares no pueden pretender normarlo.

El problema radica, en que muchos consumidores no leen y otros no entienden la información que contienen las etiquetas de los productos, por lo que es fundamental educarlos.

“Es la extracción total o parcial de la grasa butírica (la grasa de la leche) y sustituirla con grasa vegetal. El objetivo de este proceso es disminuir precios, o costos a los fabricantes. La grasa es el ingrediente, o constituyente más caro de la leche, de ahí provienen otros productos como la mantequilla, la crema, grasa para los helados, leches condensadas, leche evaporada…”, reitera López.

Digamos que la grasa de la leche es el oro blanco de las industrias, y por eso la sustituyen por grasa vegetal.

Lo importante en tal caso es que primero la industria cumpla con mencionar en su presentaciones qué tipo de producto le están vendiendo y que en sus publicidades también lo deben hacer; segundo, el consumidor debe estar atento a lo que compra para elegir bien lo que más le conviene de acuerdo con sus posibilidades, pues la leche pura suele ser más cara que las mezclas; y en tercer lugar, que las ventas en los barrios y los supermercados también se unan a la educación de los consumidores.

“Antes teníamos un universo del ciento por ciento donde las mezclas eran llamadas leches, y se comenzó a trabajar para que el consumidor supiera que lo que está comprando y por lo que está pagando es leche o una mezcla”, finaliza Óscar López.

Datos
Según datos de la Organización para las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), “más de 6,000 millones de personas en el mundo consumen leche y productos lácteos; la mayoría de ellas vive en los países en desarrollo”. Asimismo, dicha organización recomienda que cada país debería consumir entre 180 y 350 litros anuales de leche, y según datos recopilados por La Prensa en enero 2017, Nicaragua no consume ni la mitad de eso.

¿Grasa vegetal?
Óscar López, de Canislac, expresa que las mezclas de leche con grasa vegetal son alimentos que están aprobados a nivel internacional.

“No hacen daño, pero sí tienen la desventaja que no aportan los mismos nutrientes que la leche, y es de alguna manera perjudicial porque lleva un alto porcentaje de sodio, no es malo pero consumirla mucho sí podría afectar en algo”.

Por su parte, el doctor Mario Vega Carbó, endocrinólogo y especialista en nutrición, explica que los seres humanos pueden desarrollar en su vida tres tipos de alergias o intolerancia: a la lactosa, caseína que es la proteína de la leche, y a la grasas saturadas de la leche.

“La leche es un excelente alimento para todo el mundo, aún para los intolerantes… En el tema de la grasa (vegetal) con la leche sí es conveniente en muchos pacientes, porque la leche (entera) tiene grasas saturadas que aumentan colesterol y triglicéridos”, argumenta el doctor Vega.

Aconseja también que los niños de 0 a 14 años consuman leche dos veces al día, pues si no la beben no podrán tener la estatura adecuada ni el peso que necesita.

Términos
Producto lácteo: Puede contener aditivos y otros ingredientes necesarios para su elaboración. Esto no incluye ni sal, saborizantes ni endulzantes.

Producto lácteo reconstituido: Resulta de la adición de agua a la forma deshidratada o concentrada.

Producto lácteo recombinado: Combina grasa y extracto seco magro.

Producto lácteo compuesto: Producto derivado de la leche combinado con ingredientes, pero sin alterar ni sustituir los componentes del mismo. Por ejemplo leches saborizadas, yogurt de sabor, queso con hierbas, etc.

Mezcla de producto lácteo con aceite o grasa vegetal: Sustitución total o parcial de la grasa láctea por la grasa vegetal. No es leche, ni lácteo.

Fuentes
Óscar López, director ejecutivo de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac).

Mario Vega Carbó, doctor endocrinólogo, especialista en nutrición.

Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)

PorAsogacho

Exportaciones de productos por el suelo

El impacto más grande es en el sector ganadero, que registra una caída grave en sus exportaciones

Según el reporte del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), en junio de este año se enviaron al exterior 145,108 toneladas de productos, menor a las 338,328 toneladas exportadas en igual mes de 2017.

Leer más

PorAsogacho

Los enviados de Ortega se toman ilegalmente casi 30 fincas de productores de Upanic

A pocos días de haberse instalado una oficina para recibir denuncias sobre la toma de propiedades Upanic denuncia que ya son 5,550 manzanas las afectadas en siete departamentos del país

A pocos días de haberse instalado una oficina para recibir denuncias sobre la toma de propiedades, la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) denuncia que ya son 5,550 manzanas las afectadas en siete departamentos del país.

Leer más